lunes, 13 de julio de 2009

¿Cómo hacer frente a una Prueba Psicotécnica?


Después de la alegría de los primeros momentos, piensas, ya más relajado(a), en cómo enfrentarte a este "nuevo obstáculo" que se interpone entre tu persona y el puesto de trabajo que tanto deseas conseguir. No te preocupes en absoluto; para estar preparado(a), solo has de tener en cuenta las siguientes indicaciones. Adelante, muy pronto el puesto será tuyo.

Tiempo para descansar y relajarte

Si no deseas que el cansancio y los nervios te traicionen en el momento más inoportuno, recuerda:
- Descansa convenientemente. La noche anterior al día de la prueba debes dormir, como mínimo, ocho horas. Procura acostarte temprano y no cenar demasiado. Toma algo ligero y espera al menos media hora antes de irte a la cama. Si estás muy nervioso(a) y no logras conciliar el sueño, puedes tomarte algún tranquilizante a base de hierbas, como una valeriana. Te sentirás mucho mejor.
- Levántate con tiempo suficiente para arreglarte y desayunar. Antes de nada, date una buena ducha; te ayudará a relajarte y a despejarte. Una vez estés bien despierto(a), prepárate un buen desayuno, no hay nada mejor para recargar energías.
- Procura no llegar tarde a la cita, pero tampoco es conveniente que lo hagas demasiado temprano. Si acudes al lugar de la convocatoria con mucha antelación, el tiempo de espera puede aumentar tu tensión y ponerte aún más nervioso(a). Lo mismo ocurrirá si llegas tarde, aunque con un agravante; las personas encargadas de realizar las pruebas pueden llegar a pensar que no actúas con seriedad ni respetas a las demás candidatas y candidatos que te están esperando. Es, como puedes ver, una nota negativa.

Antes de contestar

Has de tener en cuenta una serie de puntos que pueden ser definitivos a la hora de responder con mayor seguridad y certeza las preguntas de los ejercicios propuestos.

No olvides llevar bolígrafo y papel

- Aunque seguramente te proporcionarán el material necesario para la realización de las pruebas, no está de más que seas previsor(a) y lleves contigo lápiz, bolígrafo y hojas de papel. Quizá necesites realizar varios cálculos para responder algunas de las preguntas, y contar con material extra puede serte de gran ayuda.
- Escucha con atención las instrucciones. Mientras la persona encargada de pasar los tests psicotécnicos explica el funcionamiento de cada ejercicio, escúchale con toda tu atención. Te recomendamos que, además de estar atento(a) a los comentarios de la instructora o instructor, leas a continuación las indicaciones que aparecen en los formularios que te han entregado.
- Pregunta cuando no entiendas algo. Si después de leer los enunciados de las instrucciones no comprendes el significado de algún apartado, no dudes en preguntar. Si te quedas con la duda, puedes contestar de forma equivocada las preguntas planteadas. Pero en algunos casos, sin embargo, las directrices que se dan son intencionadamente ambiguas y la persona que aplica las pruebas no está autorizada a hacer ningún tipo de aclaración. Cuando esto ocurra, no insistas, son las reglas del juego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada